Misterios de la Segunda Guerra Mundial (1ª parte)

Misterios de la Segunda Guerra Mundial (1ª parte)


La muerte de Hitler
 

En la mañana del 30 abril de 1945, cuando los rusos ya estaban a metros del bunker en la cancillería, Hitler llamó a Bormann y después a Otto Gunsche, su ayudante personal.Les dijo que su esposa y él se suicidarían aquella tarde y les ordenó la ingrata tarea de rematarlos en caso de que aún estuvieran con vida.Pidió expresamente que los cuerpos fueran quemados para evitar que su cadáver fuera sometido al escarnio público en Londres o New York."No quiero terminar en un museo de cera", repetía en sus últimos días acaso afectado por el triste final de Mussolini.

Poco después del mediodía Hitler y Eva Braun se suicidaron con una cápsula de cianuro.Al parecer Hitler tuvo el tiempo suficiente para pegarse un tiro en la sien con su pesada Walther de 7.65 milímetros.Luego su ayudante llevó los cuerpos hasta el jardín de la cancillería, los rocío con gasolina y les prendió fuego.Hasta aquí la versión mas aceptada de la muerte de Hitler y de Eva Braun.

No fueron pocos, sin embargo, quienes manejaron la hipótesis de una supuesta fuga de Hitler hacia Sudamérica y , entre ellos, estaba la autorizada voz de Josif Stalin.El dictador soviético murió convencido de que Hitler se había escapado a Sudamérica de la misma forma en que lo habían hecho muchos otros jerarcas nazis.El cadáver que encontraron los rusos al llegar a la cancillería y que en muchos libros aparece como el cadáver de Hitler, era en realidad el cuerpo de un doble que distaba mucho de parecerse a Hitler.Entre otras cosas, se comprobó que medía 10 centímetros menos que Hitler, sus orejas no guardaban relación e incluso los detalles de su vestimenta habían sido trascurados.El cadáver tenía medias rotas y gastadas, unos pantalones anchos y viejos que nada tenían que ver con la pulcra vestimenta de Hitler.Lo más curioso es que distaba mucho de ser un cadáver inicinerado pues su cara era fácilmente reconocible y resulta impensable que el eficiente ayudante de Hitler pudiera descuidar semejante detalle.Los rusos, por supuesto, no se tragaron el señuelo pero le dijeron al mundo que ese era el cadáver de Hitler.En base a esta evidencia irrefutable, Stalin alimentó sus serias dudas acerca de la muerte de Hitler y murió convencido de la fuga de su colega alemán.Lo que no tuvieron en cuenta Stalin ni los partidarios de una supuesta fuga, es la mentalidad de un hombre como Hitler.Era tal el grado de identificación que Hitler tenía con su patria que difícilmente hubiese podido sobrevivir un día a la catástrofe de su amada Alemania.Hitler había sido un hombre de acción toda su vida y no hubiera soportado una vida plácida en el exilio.A esto hay que sumarle su pésimo estado de salud.A sus 56 años Hitler aparentaba ser un hombre de más de setenta, arrastraba los pies al caminar y por el Parkinson sufría temblores en ambas manos.Sus últimas fotografías lo muestran con el rostro sumido, los párpados hinchados y un pelo encanecido y ralo.En 1944 su médico personal envió unas radiografías de Hitler a un centro cardiológico de Berlín bajo un falso nombre para no influenciar el dictamen de los médicos.El resultado no podía ser más desalentador ; los facultativos le otorgaban al paciente una sobrevida de dos años.El cóctel de medicamentos al que era sometido junto a la tensión propia que le generaba la guerra fueron minando su físico con una rapidez devastadora.Hitler en sus últimas fotografías, viejo y encorvado parece otra persona en relación a lo que era apenas cinco años antes.Su capacidad mental, en cambio, parece haberse mantenido intacta a juzgar por el testimonio de sus más íntimos colaboradores y secretarias.

De todas maneras, queda claro que si Hitler hubiese querido escapar podía haberlo hecho sin mayores dificultades.Cientos de oficiales y jerarcas alemanes lograron escapar a distintos puntos del planeta, incluso después de la rendición alemana.De hecho, esta alternativa le fue propuesta a Hitler con insistencia por parte de sus más íntimos colaboradores.Pero Hitler hasta el último día creyó que la guerra podía ganarla con sus misteriosas armas secretas(acaso la bomba atómica) y apostó quedarse en Berlín hasta el final.Las pruebas que confirman que Hitler cumplió su promesa son abrumadoras.De todas formas, Hitler quería morir de otra manera, combatiendo en el frente de batalla, como en sus viejas épocas de soldado.Su pésimo estado de salud con un Parkinson que le impedía portar armas(ni siquiera podía escribir) y la acertada observación de Goebbels, en el sentido de que podía caer vivo en manos de los aliados, lo hicieron cambiar de idea.El suicidio y luego la incineración de su cadáver alimentaría el mito de su condición extraterrena.El hombre que creyó toda su vida haber servido los designios de la Divina Providencia, desaparecería de la tierra bajo el mismo manto de misterio que envuelve la muerte de Jesucristo.La proverbial genialidad propagandísitica de Goebbels se manifestaba por última vez .


El final de Mussolini
 

En marzo de 1945, Mussolini a través del cardenal Schuster trató de establecer una rendición con los aliados, con la única condición de que se respetara su vida y la de sus hombres de la RSI.La rotunda negativa de Churchill a cualquier propuesta que no contemplara la muerte del Duce alimentó durante los años de posguerra el manejo de varias hipótesis, algunas de las cuales tuvieron no pocos fundamentos.

La sincera amistad que existió entre Churchill y Mussolini durante más de veinte años quedó plasmada en una voluminosa correspondencia entre ambos estadistas, parte de la cual desapareció misteriosamente al término de la guerra.Cada vez que Churchill visitaba Italia, el Duce en un gesto inusual lo invitaba a su casa en la Villa Torlonia, donde compartía la mesa familiar con su esposa e hijos.En veintidós años de poder, Mussolini que protegía con celo su vida íntima y familiar, invitó a Villa Torlonia sólo a dos hombres de estado.Uno de sus huéspedes fue el Mahatma Gandhi, por quien Mussolini sentía una gran admiración.El otro invitado de lujo fue Winston Churchill quien por su parte de deshacía en elogios al Duce cada vez que podía y ante los más diversos auditorios.Esta entrañable amistad, llamativamente siguió vigente aún después del ingreso de Italia en la guerra al lado de los alemanes en 1940, un dato que sólo sirve para alimentar las más variadas(y acaso disparatadas) leyendas con respecto al papel que jugó Mussolini durante la guerra.Fueron tantos los desaciertos estratégicos cometidos por Italia en todos los frentes de batalla, que es lícito sospechar en algún acuerdo secreto entre italianos e ingleses con el fin de perjudicar a Hitler.La hipótesis de que Mussolini haya seguido un juego elaborado por Churchill puede parecer de entrada como algo descabellado pero la sucesión de errores cometidos por Italia durante el curso de la guerra superan cualquier despropósito e imprevisión de mando.En Africa del Norte los italianos se rendían casi sin combatir y muchas veces preferían caer prisioneros en manos de los ingleses antes que seguir peleando con los odiados alemanes.El inoportuno ataque italiano a Grecia llegó a tener ribetes cómicos que son incompatibles con el mínimo sentido común.Los italianos de invasores pasaron a ser presas del rudimentario y arcaico ejército griego que, de no haber mediado la intervención alemana, hubiesen terminado en las calles de Roma.Los alemanes más tarde pagarían muy caro su intervención en los Balcanes debiendo retrasar el ataque a Rusia en cinco semanas que se revelarían fatídicas ante la proximidad del letal invierno ruso.Los despropósitos italianos comenzaron el mismo día en que Mussolini anunció su entrada en la guerra, cuando en vez de ocupar la estratégica isla de Malta, se embarcó en un ataque estéril, a través de los Alpes, contra una Francia ya derrotada que, sin embargo, luchó heroicamente contra los italianos causandoles enormes pérdidas en materiales y vidas humanas.El paseo triunfal de un ejército italiano conducido por duques, marqueses y condes se transformó en una pesadilla que para suerte de los italianos culminó pocos días después con la rendición de Francia ante las tropas de Hitler.Los despropósitos italianos fueron de tal magnitud que los propios alemanes pronto prefirieron combatir solos antes que con la ayuda de los contingentes italianos.La actitud de Rommel en Africa del Norte al término de la batalla de El Alamein es muy ilustrativa en este aspecto.Durante su famosa retirada por el desierto africano decidió abandonar a su suerte a los contingentes italianos que estaban a su cargo en un claro ejemplo del desprecio que los alemanes sentían por sus aliados latinos.Un cuidadoso estudio del Estado Mayor italiano nos muestra que estaba compuesto de experimentados generales y mariscales de campo que más allá de sus propias limitaciones y rencillas internas contaba en sus filas con nombres rutilantes como los mariscales Graziani, Badoglio y Cavallero además de jerarcas sumamente capacitados, tal el caso del jefe de la aeronáutica, el as de la aviación Italo Balbo.En consecuencia resulta difícil de creer que generales de tanta experiencia, todos ellos con el recuerdo todavía fresco de Etiopía fueran tan ingenuos y tragicómicos en sus decisiones militares al punto de hacer peligrar todos los planes del Eje.El propio Balbo, durante la guerra fue abatido mientras piloteaba su avión por la artillería antiaérea italiana que lo confundió con un avión aliado.Acaso este hecho simbolize la total falta de coordinación entre el ejército y la aeronáutica italiana.Suponiendo que la desastrosa intervención italiana responda exclusivamente a la falta de preparación de su ejército, a la incapacidad de mando de sus generales y a la incompatibilidad innata del ser italiano con la guerra, porqué razón Churchill hizó tanto hincapié en la eliminación física de Mussolini?.Si no había nada para ocultar, porqué no se le brindó a Mussolini la posibilidad de asistir a un juicio siquiera circense como el de Nuremberg?.Durante sus últimos días Mussolini no se desprendió nunca de una cartera de cuero que, a su juicio, contenía documentos de tal magnitud que harían cambiar en forma radical la visión de los hechos ocurridos durante la guerra.Bien pudo tratarse de alguna artimaña del Duce, pero lo cierto es que esa cartera desapareció tras la ejecución de Mussolini en Dongo.Curiosamente días después de la culminación de la guerra, Churchill decidió tomarse unas "vacaciones" en Italia, más precisamente en el lago de Como , justo donde Mussolini vivió sus útlimos días.


Mussolini y su amante Petacci

El 25 de abril de 1945, Mussolini se encuentra con el cardenal Schuster en el arzobispado junto a miembros del movimiento partisano Comité de Liberación Nacional.Las propuestas que recibe Mussolini son terminantes: rendición incondicional y su entrega a manos de los partisanos.Mussolini se retira a la prefectura de Milán con la promesa de volver tras meditar la propuesta pero ante las evidencias de que los partisanos iban a fusilarlo, decide huir a las cercanías del lago de Como donde se encuentra con un misterioso emisario de Churchill.Luego se une a un contingente alemán que aparentemente se dirigía a la frontera suiza.Disfrazado de soldado alemán viaja en la parte posterior de un camión y en la localidad de Musso el contingente alemán debe superar un puesto de control partisano.Los rasgos faciales imponentes que durante toda su vida le sirvieron para conquistar mujeres y para cautivar a las masas esta vez le jugaron en contra.Su perfil inconfundible de perfecto estilo greco-romano fue fácilmente detectado por el partisano que estaba a cargo de revisar el interior de los camiones y tras una breve negociación con los alemanes éstos entregaron a Mussolini a fin de poder seguir su marcha hacia Suiza.Mussolini junto a otros dieciseis jerarcas fascistas es rápidamente ajusticiado en Dongo junto a su amante Clara Petacci que decidió morir al lado del hombre que amaba.Sus cadáveres fueron colgados cabeza abajo en una estación de servicio de Milán y sometidos al escarnio público.Los mismos hombres y mujeres que durante más de veinte años lo ovacionaron desde Plaza Venecia y desde el Duomo de Milán, ahora descargaban su ira sobre su maltrecho cadáver, con escupitajos, patadas y aberrantes mutilaciones.Su amante Clara Petacci, que durante años fue la mujer más odiada y envidiada de Italia también sufrió el rigor del escarnio público.Italia cerraba así la página más vergonzosa y humillante de su historia.

Ese mismo día nacía una leyenda.La relación Churchill-Mussolini y la intrigante cartera de cuero repleta de documentos comprometedores le daban vida a uno de los hechos más misteriosos de la historia contemporánea.El contenido de la cartera de cuero de Mussolini, antes de ser depositada en un banco de Dongo, fue inventariado y al parecer consistía en cartas secretas con Hitler y con Churchill además de apuntes militares entre los que no faltaban algunos comentarios despectivos en referencia a Umberto de Saboya.El informe con el inventario, que estaba siendo custodiado por la 52ma Brigada Clerici, durante la noche del 29 de abril sufrió el "robo" de algunas de sus hojas, curiosamente la correspondencia original con Winston Churchill.A partir de ese momento las versiones sobre el robo de los documentos dió lugar a las más variadas hipótesis.La versión más firme sostiene que Churchill se hallaba en esos días en la cercana ciudad de Moltrasio en Villa Donegani y que partió hacia Inglaterra el día después del supuesto robo.Poco tiempo después Churchill fue informado de que se habían hecho tres copias fotográficas del contenido de la cartera del Duce y en consecuencia movilizó a sus servicios secretos con el fin de encontrar y quemar las dos copias fotográficas.Para 1949 Churchill había logrado recuperar dos copias de esos comprometedores documentos.Una tercera copia(si es que la hubo) nunca apareció y los ingleses desistieron de su búsqueda recién a mediados de los años cincuenta.La pregunta que surge de toda esta situación es porqué motivo Churchill puso tanto empeño(y dinero) en la búsqueda de sus cartas con Mussolini si supuestamente no contenían nada comprometedor.Sobre el verdadero contenido de estas cartas solo contamos con la palabra del propio Mussolini quién ocho días antes de ser fusilado concedió una sugestiva y reveladora entrevista a un diario local llamado "Il Popolo di Alessandria".Vale la pena transcribir textualmente algunos de los párrafos más salientes de dicha entrevista.Dice Mussolini: " tengo una documentación en mi poder que la historia deberá evaluar como decisiva.Solo quiero decir que en 1940 las críticas hacia mi gobierno consistían en atacarme a través de los grandes diarios por mantener una neutralidad escandalosa y para la mayoría vergonzosa.Alemania se estaba adueñando de Europa y nadie entendía mi postura de no subirme al carro ganador.Los altos exponentes de la vida italiana, que ahora se llenan la boca hablando de mi megalomanía y ambición de poder, hicieron lo imposible para torcerme el brazo en esos momento cruciales.Es verdad, mi culpa es haber cedido a las presiones de mi pueblo pero para que está un gobernante si no es para servir a los intereses de su gente?.Tras el asesinato del canciller austríaco Dollfuss, mi gran amigo, por obra de los nazis, fui el único gobernante que se enfrentó al expansionismo alemán enviando mis tropas a la frontera austríaca.Pero en esa oportunidad como en tantas otras los grandes líderes occidentales me dejaron solo.Una política enérgica de los hombres que hoy se sientan en Yalta hablando de paz, democracia y libertad hubiese servido para frenar los impulsos de Hitler.En 1940 ya era demasiado tarde para intentar cualquier tipo de negociación tendiente a salvaguardar la paz europea.De mi parte me siento con la conciencia tranquila de haber hecho todo lo que estuvo a mi alcance en esos años.No sé si Churchill estará igualmente tranquilo y sereno(!!!)".

Es realmente sugestiva la referencia que hace de Churchill aunque lamentablemente no brinda mayores detalles.Es que Mussolini pensaba usar sus cartas con Churchill de un modo extorsivo para negociar la integridad de su persona y lograr mejores condiciones para Italia a la hora de firmar una rendición con los aliados.El destino, sin embargo, no le brindaría esa posibilidad.Mussolini fue fusilado inmediatamente después de ser capturado.

Para quienes deseen informarse mejor sobre este increíble y maquiavélico plan italo-inglés les recomiendo que lean el libro de Anthony Cave-Brown titulado " Bodyguard of Lies".En él se trata exhaustivamente el plan "Jael", luego conocido como plan "Bodyguard"destinado a interferir en los milimétricos planes bélicos de Hitler.La Italia fascista habría sido un engranaje muy importante en este diabólico plan de intrigas y sabotajes con la promesa de recibir sustanciales concesiones territoriales al final de la guerra.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Misterios de la Segunda Guerra Mundial (2ª parte)


Más misterios de la Segunda Guerra Mundial

Un japonés sobrevivió al estallido de las dos bombas atómicas en la Segunda Guerra Mundial

Niebla de Guerra

TRIÁNDULO DE LAS BERMUDAS

OVNI's DEL III REICH

LIBRO RECOMENDADO "Enigmas y misterios de la II Guerra Mundial"

ATIENDO PERSONALMENTE 24H
 
Publicidad
 
CURSOS, NOVEDADES Y ARTICULOS
 
NOVEDADES

ESPECIAL MISTERIOS DE EGIPTO, LAS PIRAMIDES

"El misterio de la construcción de las pirámides de Egipto"
"Nueva hipótesis de construcción de las pirámides del Valle de Gizeh"
"¿Hay una cámara secreta bajo la Esfinge?"
"El misterio de Pi y las pirámides de Egipto"
"Templo de Hatshepsut: Misterios y tragedias de la primera mujer faraón"

NUEVOS ARTICULOS
(ESPECIAL II-GM)

"ESPECIAL RITUALES, COMO,
CUANDO, DONDE Y PARA
QUE HACERLOS"

"ESPECIAL
NOCHE DE SAN JUAN"
HISTORIA Y RITUALES

NUEVOS ARTICULOS
(ESPECIAL OVNIS)

"11-S, ¿atentado o conspiración?"

"La ciencia confirma la Profecía Maya"

CURSOS

Curso de Tarot Egipcio
Curso de Astrología
Curso de Quirománcia

Artículos de Tarot y Astrogía
Ley de la Atracción y Psicología
OVNI - UFO y Egiptología
Ciencias y Astronomía
Triangulo de las Bermudas
Historia y Religiones
Misterios sin Resolver
TU PUBLICIDAD AQUI
 
www.prestodinero.es.tl TU WEB PARA APRENDER A CONSEGUIR DINERO RAPIDO

www.tucursogratis.es.tl TU WEB DE FORMACION Y EMPLEO CONSIGUE TRABAJO EN UN "PLIS"

TU BUSQUEDA AQUI
 
Búsqueda personalizada
TAROT LUZ DEL AMOR
 
POQbum .com Graphics
POQbum .com Graphics
 
Eres el 74671 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
$9440
Website Value