Japón y el efecto Chernobyl "Pánico Nuclear"

Pánico Nuclear en Japón

¿Qué pasará cuando finalmente estalle Fukushima?



fuente del grafico terra.es

Diferentes países europeos han comenzado a repartir tabletas de yodo entre sus poblaciones en vistas del cumplimiento de los peores pronósticos en la central Fukushima-1 en Japón. El temor mundial a una nube radiactiva que abarque el globo entero está centrado en que las piscinas de refrigeración de los reactores y del combustible usado de la central ya se están secando y fracasan los intentos por enfriar el material radiactivo.

¿Qué pasará cuando finalmente estalle Fukushima?

Fukushima durante la explosión del miércoles pasado

CIUDAD DE BUENOS AIRES - Diferentes países del mundo están distribuyendo tabletas de yodo de manera preventiva. El yodo ayuda a asimilar la radiación previniendo el cáncer de tiroides, por lo que las farmacias en países como USA o España han visto un incremento en las ventas de este insumo.

Otros países, como Francia o Bélgica, han decidido salir a entregar tabletas de yodo: la embajada de Francia en Japón comenzó a distribuir pastillas de yodo a los ciudadanos franceses en ese país, que son al menos 3 mil en la región de la capital, en una medida preventiva a raíz de la crisis nuclear.

En Bélgica, el reparto de millones de pastillas de yodo está señalado como un ejercicio rutinario que de cualquier manera despierta suspicacias frente a la idea de que en horas podría colapsar la central de Fukushima en Japón.

"Este tipo de pastillas tienen por objeto saturar las glándulas tirodes de iodos estables, para evitar que el iodo inestable que podría liberarse en una fuga nuclear pueda alterar el ritmo biológico. Vamos a repartir millones de pastillas. Es bueno que la población la tenga almacenadas en casa. En caso de accidente nuclear, eso ayuda a reducir notablemente el riesgo de cáncer", asegura Michel Forge, gobernador de la provincia francófona de Lieja, a la radio pública RTBF.

Las medidas preventivas apuntan a la peor de las posibilidades: que una gigantesca nube radiactiva se extienda por el planeta si la planta de Fukushima en Japón termina de estallar. Y considerando los fracasos en los intentos por enfriar los núcleos afectados en la central, la posibilidad y las medidas de prevención no parecen ser muy desacertadas.

Pero, ¿qué es lo que sucede en Fukushima?

Las centrales nucleares de todo el mundo disponen de grandes piscinas donde se almacena tras su extracción el combustible nuclear gastado. Al estar demasiado caliente y ser demasiado radiactivo como para poder transportarse justo después de su extracción, el combustible se almacena en enormes piscinas que brillan con un característico tono azulado producido por la llamada ‘radiación Cherenkov’. Allí deben permanecer, con frecuencia 5 o 10 años, a veces hasta 20, hasta que se enfrían y se reduce su radiactividad lo suficiente.

Las piscinas, que tienen de 10 a 15 metros de profundidad, están dotadas de grúas y de jaulas internas para mover y almacenar el combustible usado. En la mayoría de los casos la refrigeración no es pasiva: el agua circula a través de intercambiadores de calor para enfriarla. Estos sistemas funciona con energía eléctrica, por lo que quedaron fuera de servicio con el terremoto y posterior tsunami.

En estas condiciones el agua mantiene una inercia térmica durante algún tiempo, pero se va calentando. Las cifras disponibles indican que este proceso estaba en marcha en las diferentes piscinas del complejo de Fukushima en los últimos días. En la planta hay un centro de recepción centralizado que contiene hasta el 60% del total almacenado, pero cada reactor tiene además su propia piscina.

La mayor preocupación se centra en la piscina del reactor 4, que datos publicados por la Agencia de Energía Nuclear indican estaba a 84 grados de temperatura los días 14 y 15. Las piscinas de los reactores 5 y 6, en cambio, no superaban los 62 grados en ese momento, aunque según los últimos partes están subiendo de temperatura.

Si la piscina no es refrigerada el combustible eleva su temperatura hasta hacer que el agua entre en ebullición. La evaporación del agua va reduciendo la profundidad hasta que el combustible gastado queda al descubierto.

De nuevo el Zircaloy de las varillas de combustible a elevada temperatura y en presencia de vapor de agua puede separar el oxígeno del hidrógeno, provocando una concentración de este gas combustible y por tanto explosiones. Además, el aumento de temperatura provoca que las varillas de combustible usado se deformen y rompan, liberando los isótopos de su interior.

En el combustible usado en una central, típicamente 5 o 6 años, las reacciones nucleares han causado cambios físicos y químicos. El gradiente de calor causa que en las pastillas de combustible los diferentes elementos migren. Aparecen poros, con frecuencia llenos de isótopos concretos como el Cesio 137. Los elevados niveles de uranio que todavía contienen los elementos de combustible pueden arder (oxidarse rápidamente), dando lugar a la emisión de vapores radiactivos. Esto es lo que parece haber ocurrido en la piscina del reactor 4. Este tipo de fuegos son difíciles de controlar.

Si llegara a producirse un estallido con mayor liberación de material radiactivo (que es lo que parece inminente), las medidas preventivas adoptadas por los países centrales serán no sólo atinadas, sino que necesarias en el resto de los pañises del globo: lo de Fukushima podría presentarse aún mucho peor que lo sucedido en Chernobyl en 1986.

El combustible liberado por una eventual fuga masiva es altamente radiactivo y de larga vida media. Entre ellos están elementos como el Estroncio 90, el ya mencionado Cesio 137, el Tecnecio 99 y el Yodo 129. Para colmo hasta un 1% de la masa total es Plutonio, bien el isótopo fisible 239, bien el 240. El Plutonio en todas sus formas es quizá el elemento más antipático que existe: altamente venenoso, además puede arder en contacto con oxígeno, es enormemente radiactivo y puede usarse para fabricar armas nucleares. De hecho, lo que define la utilidad del plutonio para su uso armamentístico es la proporción entre los dos isótopos principales, el 239 y el 240.

En el combustible usado aparece la mezcla llamada de ‘grado reactor’, con más del 19% de Pu 240; para su uso en bombas atómicas es necesaria la mezcla de ‘grado armamento’, con menos del 7%. La presencia de este elemento garantiza graves problemas de contaminación, ya que a sus complicaciones tóxicas y pirofóricas se añade su elevada emisión de radiación y su larga vida media; la del Pu 239 supera los 24.100 años. La gran mayoría del material restante consiste en Uranio; hasta el 96%, casi todo del isótopo inerte U 238. La mayor parte del isótopo fisible, U 235, se ha gastado durante su uso, de modo que la cantidad residual es mínima (menos del 1%). El Uranio añade sus propios problemas con respecto a la salud humana, ya que es un metal pesado, tóxico y pirofórico, aunque en este estado relativamente poco radiactivo.


Por lo que si los rezos, en todas las religiones que estamos viendo manifestarse espontáneamente por todo el planeta, no hacen, que Dios nos conceda un milagro y los equipos técnicos que intentan enfriar los reactores, consigan bajar la temperatura y evitar así un desastre nuclear a escala mundial, lo que nos encontraremos en unos días será una situación que superara con creces lo ocurrido en Chernobil. Esto es lo que nos encontraremos. Os aviso que las imagines que vais a ver a continuación son muy duras, pero por desgracia, la raza humana no aprende de sus errores y seguimos tropezando una y otra vez con la piedra del holocausto

El efecto Chernobyl







 

Hace 20 años, la vida en Pripyat tuvo un final estremecedor. Antes del amanecer del 26 de abril de 1986, a tres kilómetros al sur de lo que era entonces una ciudad de 50 mil habitantes, el reactor número cuatro de la planta de energía nuclear de Chernobyl explotó. Hoy la vida en Pripyat (Chernobil) ha desaparecido casi por completo, la que queda sufre extrañas malformaciones o mutaciones. Seres humanos, animales y plantas sufren agonicamente desde su nacimiento. Una ciudad sin vida. Una ciudad llena de muerte.

 

Alrededor de 30 personas murieron en el estallido y el incendio, o por la radiación letal. Las instalaciones destruidas ardieron durante 10 días, y contaminaron 142 mil kilómetros cuadrados en el norte de Ucrania, el sur de Belarús y la región de Bryansk en Rusia. Fue el peor accidente nuclear que el mundo haya visto.

La lluvia radiactiva, cuyas partículas emitieron una radiación 400 veces mayor que la liberada en Hiroshima, ocasionó que 300 mil personas abandonaran sus hogares, y desencadenó una epidemia de cáncer de tiroides en los niños.

Con el transcurso de los años, las pérdidas económicas han ascendido a miles de millones de dólares. La tragedia en Chernobyl (o Chornobyl, como se le llama ahora en Ucrania) aceleró incluso la disolución de la Unión Soviética cuando posteriormente surgieron pruebas de la torpeza y el hermetismo del gobierno con respecto al accidente.

La explosión de hace 20 años aún tiene repercusiones. Bajo la tenue luz de una nevada mañana de primavera, los objetos dispersos de una guardería abandonada yacen en el piso: diminutas sandalias y zapatillas de ballet cubiertas de moho; fotografías de Lenin cuando era un niño de corta edad y de su época como líder juvenil impresas en cartón (el equivalente soviético de las tarjetas coleccionables de beisbol estadounidenses) hablan de un suceso que les arrebató la inocencia a los pequeños de Pripyat y cambió sus vidas para siempre.

En el salón contiguo yacen muñecas en diversos estados de desmembramiento, algunas a medio vestir, recostadas en las cunas metálicas donde alguna vez los chicos durmieron la siesta. En la pared del gimnasio hay fotografías de los niños trepando por unas estructuras metálicas para hacer ejercicio y equilibrándose sobre tablas.

En la actualidad, los restos radiactivos del reactor cuatro aún se consumen debajo del sarcófago, una cripta de concreto y acero que se construyó de manera precipitada después del accidente, que ahora se desmorona y amenaza con derrumbarse.

Está a punto de iniciarse la construcción de una obra para reemplazarlo: una estructura arqueada, del tamaño de un estadio, que se deslizará sobre el sarcófago y lo sellará. Cuando ésta se termine, el reactor destruido quedará fuera de la vista de todos. No obstante, los habitantes de la región jamás lo olvidarán.

Aunque los primeros cálculos de que decenas o cientos de miles de personas morirían a consecuencia del accidente nuclear de Chernobyl han perdido credibilidad, el daño genético que provocó lentamente está teniendo repercusiones negativas.

Nadie puede estar seguro del resultado final, pero en un informe publicado el año pasado por varios expertos se estimó que el cáncer originado por Chernobyl cobrará cuatro mil vidas.

ATIENDO PERSONALMENTE 24H
 
Publicidad
 
CURSOS, NOVEDADES Y ARTICULOS
 
NOVEDADES

ESPECIAL MISTERIOS DE EGIPTO, LAS PIRAMIDES

"El misterio de la construcción de las pirámides de Egipto"
"Nueva hipótesis de construcción de las pirámides del Valle de Gizeh"
"¿Hay una cámara secreta bajo la Esfinge?"
"El misterio de Pi y las pirámides de Egipto"
"Templo de Hatshepsut: Misterios y tragedias de la primera mujer faraón"

NUEVOS ARTICULOS
(ESPECIAL II-GM)

"ESPECIAL RITUALES, COMO,
CUANDO, DONDE Y PARA
QUE HACERLOS"

"ESPECIAL
NOCHE DE SAN JUAN"
HISTORIA Y RITUALES

NUEVOS ARTICULOS
(ESPECIAL OVNIS)

"11-S, ¿atentado o conspiración?"

"La ciencia confirma la Profecía Maya"

CURSOS

Curso de Tarot Egipcio
Curso de Astrología
Curso de Quirománcia

Artículos de Tarot y Astrogía
Ley de la Atracción y Psicología
OVNI - UFO y Egiptología
Ciencias y Astronomía
Triangulo de las Bermudas
Historia y Religiones
Misterios sin Resolver
TU PUBLICIDAD AQUI
 
www.prestodinero.es.tl TU WEB PARA APRENDER A CONSEGUIR DINERO RAPIDO

www.tucursogratis.es.tl TU WEB DE FORMACION Y EMPLEO CONSIGUE TRABAJO EN UN "PLIS"

TU BUSQUEDA AQUI
 
Búsqueda personalizada
TAROT LUZ DEL AMOR
 
POQbum .com Graphics
POQbum .com Graphics
 
Eres el 74672 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
$9440
Website Value